HISTORIA

El barrio Nuevo Muzu, tiene sus orígenes  a raíz de La visita pastoral del Papa Pablo VI a Colombia en agosto de 1968 con motivo de la clausura del 39º Congreso Eucarístico Internacional en Bogotá y especialmente a su Visita y eucaristía en la parroquia de Santa Cecilia (Barrio Venecia), por aquel entonces el sitio donde actualmente se encuentra construido el barrio, geográficamente pertenecía al Barrio Venecia y parroquialmente todo el sector dependía de la Iglesia de Santa Cecilia.

En el año 1969 comenzó la urbanización del barrio Nuevo Muzu. Desde el principio se distinguieron dos sectores: El de la Caja de Vivienda Militar que se otorgó a familias de la Policía Nacional, y el que se ofreció a familias particulares por compraventa de lotes. Ya desde los primeros años, los padres Jesuitas tenían diversas actividades pastorales, apoyadas por seminaristas y laicos; ellos levantaron la primera capilla en terrenos de la compañía Ospina, esta capilla era de madera ubicada en el primer sector donde cada domingo a las 10:00 de la mañana el párroco del barrio Venecia, el Padre Jhon Gorhan, celebraba la Santa Misa, y en algunas ocasiones celebraba en las glorietas del barrio, esta capilla fue ampliada posteriormente y construida en ladrillo, la cual fue luego demolida  para dar paso a las obras concretas de la parroquia en sus terrenos. Las Hermanas de la Congregación del Sagrado Corazón, fundadas por Santa Magdalena Sofía Barat, que trabajaban en el barrio Venecia comenzaron también su apostolado en esta comunidad. El barrio Rincón de Venecia comenzó en el año 1973. Y hacia la década de 1990 nacieron las urbanizaciones de Rincon de Nuevo Muzu y Conjunto Residencial Nuevo Muzu.

Por escritura número 5340 del diecinueve de octubre de 1966, ante Hernando Medina Hernández, notario VI de Bogotá, Arturo Zuluaga Machado, gerente de la sociedad Urbanización Nuevo Muzu S.A. transfirió a título de venta a favor de la Fundación Parroquial de Bogotá, el dominio y la posesión definitiva de dos lotes de terreno situados en la urbanización “Muzu” identificados con los nombres “Zona Escolar” y “Zona de iglesia”.  El negocio tuvo un valor de doscientos mil pesos mcte.- ($200.000.oo). En el año de 1979 el 18 de octubre, en escritura nro. 5528, se lee que, ante Hernán Pieschacon notario 1 de Bogotá, Pedro Miguel Navas Sanz de Santamaría, en virtud de su calidad de presidente de la Fundación parroquial de Bogotá transfiere a título de donación estos predios – en los que ya estaban casi terminadas las obras a sus expensas – a la Arquidiocesis de Bogotá. Así, se contó legalmente con un terreno bastante apropiado para el Templo, casa cural y salón parroquial.

Las obras comenzaron en febrero de 1977. El dieciséis de mayo del mismo año el Padre Roberto Tobin, vicario parroquial de Santa Cecilia, estableció su vivienda permanente en una casa particular del barrio nuevo muzu con el fin de impulsar el proyecto de la nueva parroquia. Gracias a su intervención los trabajos del centro parroquial avanzaron rápidamente.  La estructura del templo estuvo terminada en 1979.  En julio de 1980 se terminó la casa cural y en septiembre, el salón parroquial.  La financiación de toda la obra se hizo con el apoyo de la arquidiócesis de Bogotá, la fundación parroquial de Bogotá, la familia Navas Sanz Santamaría, la comunidad misma, la institución Adveniat y la congregación Maryknoll.  En carta del veintisiete de abril de 1978, dirigida al Cardenal Arzobispo Muñoz Duque, el Padre Jhon Gorhan pedía se diera por titular de la nueva parroquia a Santa Magdalena Sofía Barat, como reconocimiento al apoyo brindado por las Hermanas del Sagrado Corazón, cuya congregación fue fundada por la Santa.

 

Así las cosas, una vez hechas las diligencias canónicas y pastorales, presentado el proyecto por parte del párroco de Santa Cecilia y su Vicario Parroquial y considerados los motivos expuestos por la comunidad, la nueva parroquia vio la luz el 01 de enero de 1982.  Sería la numero 188 en la lista de comunidades parroquiales de Bogotá y llevaría por titular a la monja francesa que revoluciono la educación femenina en los siglos XVII y XVIII: Santa Magdalena Sofía Barat.

 

El 18 de abril de 1982, segundo domingo de pascua, a las 10 de la mañana, el Eminentísimo señor Cardenal Aníbal Muñoz Duque, arzobispo de Bogotá, presidio la solemne celebración eucarística en la cual fue inaugurada la parroquia de Santa Magdalena Sofía Barat.  En la misma celebración, después de la proclamación del Santo evangelio, el Padre German Isaza Vélez, canciller del Arzobispado, leyó el decreto de erección canónica.  Participaron en la celebración, Monseñor Enrique Sarmiento Angulo, Vicario Episcopal del Espíritu Santo, el Vicario ecónomo de la nueva parroquia, Padre Roberto Tobin, M.M. El Párroco de Santa Cecilia, de cuya parroquia se segrego la nueva, Padre Augusto González, Sacerdotes del Arciprestazgo y numerosos fieles.

 

Desarrollo por San Pablo Multimedia